Innovación y tecnología

La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) calcula que un 85.5% de las empresas con unidades de transporte se verán afectadas económicamente por las implicaciones del COVID-19[1]. Mucha de la evolución proyectada para la industria en 2020 tecnológicamente hablando se puede ver afectada por este impacto. Recordemos que las empresas de transporte no especializadas en alimentos, abarrotes no perecederos, productos de higiene, limpieza e insumos médicos fue el más afectado por las medidas de contingencia. Será importante revisar que respuestas innovadoras podemos esperar para lo que resta del año.

Índice

1. Ventajas

2. Migración a vehículos sustentables

2.1 Eco-Friendly

3. Business Intelligence

4. Factor Humano

1. Ventajas/Innovación para sobrevivir

Como vimos a lo largo del confinamiento, una de las principales fallas para el abastecimiento se dio en la estructura de la cadena de suministro por la alteración de la operatividad del transporte intermodal tal y como lo conocíamos. Una vez iniciadas las medidas restrictivas de movilidad, las empresas buscando resolver el abastecimiento de sus productos, se dieron a la tarea de encontrar proveedores cercanos o locales con soluciones innovadoras (en su mayoría digitales) para la distribución de sus productos y no desaparecer durante la crisis.

Es en este punto donde las soluciones implementadas por empresas con soluciones de transporte de última milla cobraron protagonismo en la innovación de los procesos de logística y seguirán siendo un foco de germinación de ideas disruptivas y respuestas para la industria. Repasemos un poco de las soluciones a la crisis tecnológicamente hablando, de manera que puedas apostar por la innovación continua en tu empresa para lo que resta del año.  

 

2. Migración a vehículos sustentables

La crisis de movilidad por la pandemia agilizo la implementación de soluciones eléctricas, digitales y sustentables para la última milla. Diversas empresas realizaron exitosamente pruebas con vehículos autónomos para la entrega de sus productos, pero dado el impacto mundial a nivel económico que ocasiono la contingencia, muchos proyectos se vieron cancelados o pausados en el mejor de los casos. Muchas empresas se han visto en la necesidad de reajustar sus presupuestos para solventar otros gastos y pagos de nóminas, por lo que se podría retrasar un poco esta adaptabilidad a las soluciones eléctricas, recordemos que una de las razones principales por las que distintas empresas se han visto renuentes a la implementación de lo eléctrico es el alto precio de dichas unidades, aunque como bien sabemos el coste de inversión se recupera posteriormente en los primeros años de compra. 

 

El escenario de la implementación de medidas sustentables venía creciendo en conjunto al boom del e-commerce, dadas las operaciones de entrega de productos de entrega rápida, el impacto diario de contaminación iba en aumento y se buscó resolver tal impacto. Ahora bajo esta nueva realidad, los servicios de entrega de e-commerce seguirán más activos que nunca y por lo tanto deberán irse adaptando también sus unidades aún más a lo sustentable. Otro punto a favor en México es que las flotillas que migran a unidades eléctricas obtienen la ventaja de la exención de tenencia y verificación y “tienen un costo de operación subsidiado de 30% cada año”[1].

¿Qué medidas debes considerar al hablar con tu proveedor para la migración sustentable de tu empresa?

  • Considerar tus gastos por consumo promedio de combustible (cada 100 kilometros)
  • Tipo de combustible vs Solución Sustentable
  • Kilometraje. Distancia recorrida, cantidad de rutas o pedidos (por hora)
  • Cantidad de paradas diarias
  • Horas inactivas de la unidad
  • Eficiencia de la unidad/conducción
  • Objetivo y plazos para la migración
  • Áreas o personal que debe aportar a la migración. En caso de no tenerlos, buscar su adaptabilidad
  • Revisar alternativas por región
  • ¿Qué tipo de capacitaciones se darán a tus colaboradores?

Ya observaremos la tendencia ante este cambio, durante la fase pos-pandemia. Por ahora la baja en los precios de combustible han impactado en la toma de decisiones para mantener las unidades de combustibles. Veremos si esta tendencia cambia una vez se regulen estos precios.

2.1 Eco-Friendly

Una vez introducida la idea por lo sustentable y la implementación de iniciativas para reducir la huella de carbono, hablaremos de la implementación de las soluciones “eco-friendly” para ofrecer servicios más sustentables. Para muchas empresas la evolución a lo sustentable es implementar unidades eléctricas en sus flotillas de última milla, dado el impacto que tienen para manejar la congestión de transporte, para las grandes ciudades es importante las operaciones de movilidad del transporte sea libre de emisiones y justo las flotillas eléctricas son más competitivas en cuanto al rendimiento de las unidades de combustible, su uso se acopla a la perfección para estas medidas.

¿Cómo vemos el 2020? Una vez en operación las medidas de confinamiento, fue notorio el impacto positivo para la disminución de contaminación, ocasionado por los niveles bajos de tráfico y de circulación de unidades de carga dañinas para el medio ambiente. Por ello, podemos pensar que una vez instalada la nueva cultura por lo digital como lo hemos visto en casi todas las industrias, será inevitable pensar también en la electromovilidad para flotillas de última milla.   

 

3. Business Intelligence

Como cualquier otra industria el impacto de los datos se está implementando para la administración de la operatividad de las unidades y el análisis predictivo para mejorar la toma de decisiones de la gestión de flotillas. El BI nos ayuda una vez que se tiene clasificada la mayor cantidad de data recolectada, a utilizar la información para codificarla y consultarla a tiempo para prevenir errores e ir calculando escenarios de rendimiento. En el caso de la industria del transporte el BI se apoya y se extiende a otras tecnologías con el big data, los softwares de rastreo con GPS, IA, etc.       

 

4. Factor Humano

Es importante llegado a este punto mencionar la colaboración e importancia del factor humano para las dos interacciones más importantes tecnológicamente hablando: por un lado, el operador de herramientas tecnológicas o el colaborador como profesional de monitoreo de la tecnología inteligente que realiza dichas mediciones.

Como operador el colaborador deberá estar óptimamente capacitado para realizar la lectura-interpretación-toma de decisiones de los indicadores que arrojen los mecanismos digitales con los que se apoya dentro y fuera de la unidad, así como de los instrumentos móviles de apoyo para dichas actividades. Se debe capacitar también para aquellos escenarios donde la tecnología pueda ser obsoleta y se deba implementar una respuesta tradicional o manual complementaria a su funcionalidad (falta de batería del instrumento, pasar por zonas sin señal en las autopistas, etc). En este caso también incluimos a los conductores esporádicos o supervisores de unidades autónomas o inteligentes que dependerán de la supervisión del operador ante situaciones como: operaciones dentro de la zona de carga-descarga para la interacción o toma de decisiones con los coordinadores del lugar, maniobras ante contingencias extraordinarias, algún evento climático no previsto, etc.

 

 

[1] Cara, S. (2020). Electromovilidad apuesta a nuevas formas de hacer negocios. Notipress. Recuperado de: https://notipress.mx/movilidad/electromovilidad-apuesta-a-nuevas-formas-de-hacer-negocios-3654