NUEVA NORMALIDAD PARA LAS FLOTILLAS

¿De qué manera introduciremos las operaciones de las flotillas bajo el nuevo contexto post-pandemia? ¿Será mediante softwares o inteligencia artificial? ¿Cuáles son las prácticas deseables tras estos meses de retos? Y la principal pregunta ¿estaremos a la altura del reto?

 

Autor: Nayelli Contreras

1. Retos

Tenemos el gran reto de no dar marcha atrás a todos los logros obtenidos durante estos meses, que, si bien muchas empresas se vieron sobrepasadas, el análisis de riesgos y proyección de escenarios funcionaron de manera real para solucionar los problemas inmediatos. Uno de los grandes desafíos de la reciente dinámica, recayó en las nuevas relaciones entre proveedores y usuarios finales, dado que la resolución del conflicto solo puede lograrse entre la interacción de ambos por la dependencia de actividades entre ellos. Un escenario común para las dos partes, fue establecer la necesidad de proyectar escenarios e infraestructuras, donde pudieran resolver las necesidades de sus productos y la demanda de sus servicios. Es importante no solo contar con poder adquisitivo de compra, sino con el espacio para su mantenimiento y protección, y ser conscientes de que no toda la tecnología aplica para una empresa, independientemente de querer o poder comprar dicha herramienta. 

2. Data

Parte importante de las historias de éxito durante la pandemia, fueron las empresas que supieron implementar el análisis de riesgos para comprender los escenarios durante estos meses. Por lo cual, el nuevo escenario debe contemplar el desarrollo de dichas estrategias, softwares, apps e interfaces que ofrezcan a las empresas insights de valor para sus flotillas. Diversas opciones incluyen ahora plataformas dentro de una nube con información ilimitada de su comportamiento, benchmarks con otras empresas, tendencias históricas, etc.  

3. Inteligencia artificial

Un gran porcentaje de la data descrita en el apartado anterior se recolecta mediante tecnologías gestionadas por inteligencia artificial, para ser más rigurosos, con los datos obtenidos en tiempo real y seguro. Algunas de las siguientes herramientas son las más recientes:

Detección de tailgating: Es la funcionalidad por video de detectar la proximidad de vehículos mediante sensores. Desde la perspectiva de la unidad, es decir, nos detecta el manejo de la unidad del conductor y nos indica si suele acercarse de manera peligrosa a otras unidades.

Alertas preventivas dentro de la cabina: Alerta al conductor de la proximidad de otro vehículo o de un objeto externo que pueda impactar con la unidad. Este tipo de tecnología detecta, mediante paneles de reconocimiento facial, el comportamiento del conductor, es decir, nos da lectura de sus expresiones faciales, por lo cual se espera detectar el nivel de concentración del mismo ante una situación externa. Identifica también insights corporales como movimientos en las manos sobre el volante, uso del cinturón, si van comiendo, bebiendo o fumando.  

Medidas configurables de seguridad: Reporta estados mejorados en torno a la seguridad, personaliza los cálculos sobre el conductor y la unidad, los niveles de velocidad ante momentos específicos durante la conducción, etc.

Sensores inteligentes para situaciones de velocidad: Son utilizados para comunicar al conductor de las condiciones específicas de conducción sobre ciertas regiones o lugares. Sugiere recomendaciones para evitar choques, que usualmente ocurren por el desconocimiento de las rutas o por un imprevisto evento meteorológico. Este tipo de sensor también recomienda de qué manera debe ser conducida la unidad en tiempo real, adelantándose varios segundos a situaciones o percances geográficos por delante. Por fortuna, este tipo de sensores no se queda en estas funciones sobre el comportamiento de velocidad, también indica condiciones de aparcamiento.

Detecta la zona de estacionamiento, ofrece insights de su entorno y proyecta posibles percances avisando de manera inmediata para evitar el accidente y sugiriendo la acción correctiva.  

4. Relación proveedor-usuario final

Como ya mencionábamos previamente, es recomendable una interacción estrecha con el proveedor, ya que no solo es importante la compra del servicio o instalación del producto. Es y siempre será útil identificar productos que puedan personalizarse a tu flotilla dado el grado único de sus necesidades, que no siempre se acoplarán al 100% con las capacidades del producto de tu proveedor. Una vez que se implementen dichas herramientas, también será necesario un proceso de capacitación amigable para los colaboradores; como ya se mencionó, el capital humano debe jugar el protagónico para el control de revisión de las estrategias tecnológicas de las flotillas.